El mar menor muerto. El negocio del cambio climático

Diamante en bruto: El negocio del cambio climático

El negocio del cambio climático. Parece ser que desde hace unos años para acá se ha puesto de moda el cambio climático, nos bombardean de manera incesante desde todos los medio de comunicación, y estos días en Madrid a través del La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se llevará a cabo entre el 2 y el 13 de Diciembre donde se tratará sobre estos temas y más.

España acogerá la conferencia del cambio climático tras aniquilar la mayor laguna salada de Europa.

la muerte del mar menor. El negocio del cambio climático
Toneladas de cadáveres de peces se amontonan en las playas del mar menor (Murcia, España)

Dicha Conferencia que se realizará en Madrid se produce tras la renuncia de Chile por la inestabilidad política y social que vive dicha nación. Y es que parece curioso que España se haya ofrecido después de haber aniquilado la mayor laguna salada de Europa. Después de trasformar la mayor laguna salada de Europa, el mar menor, en un vertedero de cadáveres de peces y crear un fondo marino infértil, se ofrece para acoger la conferencia sobre el cambio climático. Es como dejar a tus hijos pasar 15 días con un drogadicto que se autodestruye.

«Hacer del cambio climático un negocio parece que tiene sentido»

Vayamos al asunto. El negocio del cambio climático. Negar el cambio climático a estas alturas no tiene sentido, pero hacer del cambio climático negocio parece que si tiene sentido. En esta dirección parece que es por donde van los tiros.

Y es que no tenemos nada más que escuchar las declaraciones del secretario general de la ONU en relación al cambio climático: «ponerle un precio al carbono, para parar los subsidios a los combustibles fósiles, para dejar de construir plantas eléctricas de carbón o para empezar a cobrar impuestos por contaminar«.

Por lo visto, ante este cataclismo inminente que se avecina en el planeta tierra la solución será pagar más por contaminar, dicho de otra forma, se seguirá haciendo lo mismo pero pagando, y déjame decirle, pagando los de siempre. No sé ustedes, pero huele a robo a través de nuevos impuestos.

Definiciones

Antes de ahondar más, hay que definir qué es el cambio climático y conceptos básicos para entender a qué nos enfrentamos y de cara a dar soluciones reales.

Definición de Cambio climático

La definición del cambio climático es la variación del clima. 

Definición de clima

  • Conjunto de condiciones atmosféricas que caracterizan una región.
  • Temperatura y demás condiciones atmosféricas y telúricas

Definición de telúrico

Perteneciente o relativo a la Tierra como planeta, el cual está formado por:

  • Atmósfera,
  • Hidrosfera (el agua de océanos, mares, ríos…)
  • Criosfera (el agua en estado sólido: el hielo)
  • La litosfera (el suelo)
  • Biosfera (el conjunto de seres vivos del planeta y sus interacciones)

Este cambio se ve intensificado por el efecto invernadero en el cual entra en juego la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) dando lugar al calentamiento global.

Pues bien, ante tales definiciones, un cambio climático debe tener en cuenta no sólo la quema de combustibles fósiles y el aumento de la temperatura. Un cambio climático es eso y todo esto:

Campo, donde hay tierra fértil, biodiversidad, naturaleza Ciudad, donde hay tierra infértil, homogeneidad, control, artificial
Desembocadura de un río con aguas salubres, bebibles, donde hay un ecosistema que permite el desarrollo de multitud de peces, langostinos, bivalvos etc.Creación de un puerto en la desembocadura del río y llegada al mar de aguas fecales y/o contaminadas. Se destruye las corrientes habituales, el microclima de la zona, el aumento de tóxicos deteriora a las especies que viven y finalmente desaparecen.
Vegetación en mar menor. Hay multitud de fotos de la vegetación del mar menor antes de la producción industrial agraria y turísticaMar menor muerto, destrucción del ecosistema, especies y formas de vida.
La naturaleza también nos regala bosques El humano los tala para hacer negocio con las cosechas que plantará o con la madera que venderá
Donde habían caminos fértilesEl humano se encarga de crear caminos asfaltados dando lugar a caminos infértiles

En el cambio climático no todo es culpa de la quema de combustibles fósiles.

La cultura del usar y tirar es incompatible con un desarrollo sostenible

El ser humano tiene una doble moral, por un lado queremos proteger la tierra, sin embargo, por otro lado, vivimos inmersos en la cultura del usar y tirar, en el viajar largas distancias en apenas horas gracias a la quema de combustibles fósiles y la explotación de los recursos terrestres. Lo queremos todo rápido, en el momento y tras satisfacer la necesidad lo tiramos (incluso entre las relaciones humanas). Y la industria, junto con los gobiernos, que a veces no se pueden distinguir cual es cual, tiene un papel trascendental en esta forma de vida.

El modelo socioeconómico actual, está basado en el satisfacer la necesidad del momento. Los electrodomésticos, las cocinas, los móviles, los coches y un largo etcétera. Los usamos, pero inmediatamente los cambiamos por otros mejores o porque quedan obsoletos en apenas meses o años. La cultura del arreglar, el reparar no existe, pero no existe porque el modelo económico actual no lo permite, las fábricas no producen para satisfacer la necesidad con un producto a largo plazo, sino para el momento.

La forma de vida actual no es viable a largo plazo

Esta forma de vida requiere un nivel de explotación de los recursos naturales que no será viable a largo plazo. Se dice que hemos progresado mucho en poco tiempo pero al mismo tiempo hemos perdido el contacto con la naturaleza e incluso el calor humano, las relaciones frías, superficiales y la política del usar y tirar degenera a la sociedad. Todo tiene precio, todo se vende y al final el humano no vale más que su peso en carne.

La desconexión con la naturaleza

Los niños apenas juegan en tierra fértil, sino que lo hacen en habitaciones aislados frente a un aparto artificial. En algunas charlas que algunos compañeros ofrecen en las escuelas, los niños preguntan a los veterinarios: “¿Cómo hacéis para que las vacas tiren botes de leche por las tetas?” No es broma, es real. El nivel de desconexión con la naturaleza es brutal y esto irá a más.

Las nuevas generaciones apenas podrán tocar animales

Las nuevas generaciones apenas podrán tocar e incluso ver animales tan cercanos al hombre desde los orígenes como son las vacas, caballos, ovejas e incluso gallinas. Parece ser que en las ciudades sólo hay cabida para perros, gatos y algunas pequeñas aves, que a golpe de ley prohíben su presencia, pero esto es otro tema del que se opinará en otro artículo.

La política del usar y tirar

Esta política, porque deben de recordarlo, es política, de usar y tirar, hasta personas, llevará no sólo al humano, sino también al planeta, al colapso, porque ya está sucediendo en algunos ecosistemas tan importantes como el mar menor en el sureste español. La tierra genera alimentos hasta un límite, querer que un área produzca alimentos para toda Europa, es Anormal, antisistema y por extensión, anti-natura, y evidentemente tiene consecuencias: desequilibrios. Para mí como veterinario, antisistema es aquél sistema que va en contra de la naturaleza, ¿tiene sentido, no?

Por otro lado, algunos critican la tala de bosques en Brasil desde sus asientos, desde miles de kilómetros, desde sus escritorios de madera, pero al mismo tiempo viven en áreas donde se tuvieron que talar millones de árboles que formaban bosques repletos de vida y biodiversidad, ¿Por qué no plantan un árbol? ¿Cuántos árboles han plantado en el último año?

«¿Ves todo eso?, ¡todo eso era campo!»

Dicen los más antiguos: “¿ves todo eso?, ¡todo eso era campo!” y ahora es asfalto y hormigón. La tierra fértil, el humano, la transforma en estéril (infértil).

También se dice que en España una ardilla podía viajar de norte a sur sin tocar el suelo, donde antes había bosques (Castilla la Macha era todo bosque, y se talaron para crear barcos para la guerra) ahora son llanuras, algunas infértiles. A donde quiero llegar, es que muchos se preocupan por lo que ocurre a miles de kilómetros y luego viven desconectados de la tierra cercana que los engendró sin saber que en el lugar donde viven antes habían árboles, multitud de animales y en definitiva un ecosistema que rebosaba de vida y biodiversidad. ¿Cómo puedes preocuparte por lo que ocurre en el exterior si ni siquiera te preocupas por lo que ocurre en el interior?.

Y es que, recuerdo que mi abuelo me contaba que podía beber agua de cualquier río, se bañó en todas las acequias que había por su zona y actualmente si te bebes un trago de cualquier río, lleva cuidado porque lo mismo coges, como poco, una hepatitis o una E. coli enterotoxigénica.

El cambio climático como negocio

El negocio del cambio climático. Por ello, desde mi punto de vista, querer solucionar el cambio climático cobrando por contaminar, perdonadme, pero es algo que da mucha pena. Porque entonces, el cambio climático no es más que un interés por recaudar, una mercancía, un mercado, un negocio. Si realmente hay una emergencia climática, las acciones deben ser contundentes desde todos los estados, en este sentido, no vale unos sí y otros no, sólo hay un planeta y lo que hagas en un sitio afectará a otro.

Existe la técnica para no contaminar pero no se quiere aplicar

Y las acciones a tomar, son sencillas. El modelo de producción industrial de usar y tirar debe ser sustituido. Existe la técnica para crear productos muy duraderos. Es muy fácil de entender con ejemplos. Hay bombillas que pueden durar muchas décadas e incluso toda la vida. ¿Por qué se rompen cada 6 -12 meses?. La famosa obsolescencia programada. Hoy día esta obsolescencia afecta a prácticamente cualquier cosa: frigos, lavadoras, microondas, maquinillas de afeitar, coches con cada vez más electrónica y más plástico, ordenadores, móviles esto es un suma y sigue. Este modo de vida, en muchos casos impuesto, genera mayor impacto al planeta a través de la explotación de recursos y la generación de desechos. Hoy día todo los humanos en los países desarrollados orinamos restos de plásticos, ¿creéis que es normal?.

Los alimentos ecológicos no son la panacea

Ante este problema, el orinar plástico, algunos deciden irse a los alimentos ecológicos. Les crea una sensación de tranquilidad, pero es una sensación falsa y en algunos casos es de autoengaño. Tierra no hay más que una y aunque existan fronteras es indivisible. Si consumes un alimento ecológico pero ese producto proviene de un ambiente contaminado, ¿qué sucede?.  Imagínate, dos fincas agrarias: una de producción ecológica de lechugas, la otra de producción convencional de lechugas que usa herbicidas, ambas fincas están pegadas una a la otra, ¿crees que los herbicidas al aplicarlos se van a quedar sólo en la finca de producción convencional? Estos problemas ya están sucediendo en la producción ecológica. Y al final llegas a una conclusión: sólo puede haber una alimentación o ecológica o industrial. Es como el aire que respiras, si vives en una casa donde no contaminas pero esa casa sus ventanas dan a una carretera donde pasan miles de coches, al final, estarás respirando aire contaminado.

Conclusión

Acciones globales

Para terminar de hablar sobre el negocio del cambio climático. Las acciones a tomar deben ser globales, y encaminadas a reducir no sólo los gases que se generan a partir de los combustibles fósiles, sino el modo de interacción del humano & entorno. Porque algunos van proclamando la protección de la naturaleza, pero luego construyen mega puertos en desembocaduras de ríos que trastornan el ecosistema de esa zona para siempre.

El ser humano hacía menos impacto en el planeta antes de tener todo lo que tenemos

El ser humano contaminaba menos antes de tener industria, coches, internet, carreteras, móviles, mega edificios, puertos, grandes núcleos de población, la filosofía del más barato que engendra odio unido al amor por el dinero no sólo destruye a las personas sino al entorno. Incluso el ser humano era más humano antes de tener todo eso y su impacto en la tierra era menor. Las relaciones duraban para toda la vida, el calor humano se podía palpar, sentir en la piel, había esperanza, había naturaleza, se vivía junto a la naturaleza, y al ritmo de ella, había fidelidad y honradez.

El hombre no está dispuesto a cambiar el entorno, porque no está dispuesto a cambiar como individuo

Pero,al parecer, a todo el mundo le gusta recorrer largas distancias en coche en vez de a carro tirado por caballos, preferimos comprar pollos de 28-35 días de vida a criarlos durante 7 meses, mandamos miles de besos por WhatsApp pero muchos no recuerdan cuando abrazaron por última vez a su hermano, hijo, marido/mujer o amigo, buscamos alimentos naturales y envenenamos los mares. El ser humano se dirige a una etapa de confusión, en la que no sabrá distinguir lo natural de lo artificial. Todo forma parte del proceso de decadencia, degradación y degeneración, que no sólo afecta al clima, sino al propio ser humano, desde el operario al gerente de una fábrica, al profesional liberal o el dirigente de una nación, aquí, pocos se libran.

Más noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *